La reforma del sistema electoral en España

El pasado día 2 de enero leí en un periódico nacional que Bono está proponiendo que se estudie un nuevo sistema electoral.

Es una propuesta que ya he oído en alguna ocasión al mismo personaje, y aunque estoy completamente de acuerdo con que hay que reformar el sistema electoral, no lo estoy en absoluto con las razones que plantea para realizarla, ni el tipo de modificación que quiere impulsar.

La razón para esta reforma, según Bono, es acercar los políticos al ciudadano ante el desapego de la población por la política, ante el descredito que están sufriendo y que se refleja en las encuestas del CIS. Esto creo que no se consigue reformando la ley electoral, esto se consigue si los políticos no se preocupan sólo en época electoral de los electores, si los programas electorales, llenos de promesa,s luego se cumplen  y no como sucede siempre, que son papel mojado o en  el mejor de los casos se reinterpreta a gusto del político de turno. Otra de las razones es la corrupción que hay entre la clase política. Todos sabemos que corrupción puede existir en cualquier estamento, pero el problema es la gestión posterior que se hace. Muchos tenemos la sensación de que en el fondo, pese a que los grandes partidos se les llenan la boca con grandilocuentes propuestas para erradicar la corrupción en sus partidos, en realidad lo dicen con la boca pequeña. Tenemos casos tan sonados como en de Cams que ha salido curiosamente indemne de sus “regalos”, pero, aunque no hay pruebas de ello, da la sensación de que esto no es más que la punta del iceberg. O el caso de las escuchas en Madrid, que hemos visto como la comisión que se creo, se cerró a los pocos días en una esperpéntica simulación de transparencia, realizando el mayor de los ridículos. Y podemos seguir con la trama de corrupción del PP de Madrid, nada que no sepamos todos y que no hayamos leído en los periódicos. ¡Y los imputados que siguen manteniendo sus actas de diputado autonómico! Todos sabemos que el acta pertenece al diputado y no se le puede quitar, pero ¿no sería más lógico que el acta perteneciera al “pueblo”? Esa si podría ser una interesante reforma, sería complicado poder realizar un referéndum si cada vez que hay algún concejal imputado o un diputado (ya sea autonómico o nacional), pero puesto que la soberanía la hemos depositado en las instituciones, podríamos articular algún sistema similar al que se usa cuando se quiere procesar a un diputado. El juez que ve suficientes indicios de delito, pide al parlamento autonómico que retire el acta de diputado o de concejal, y es la asamblea la que vota si se le retira o no, así todos los partidos se retratarían y veríamos quien apoya y quién no.

La reforma electoral hay que hacerla, pero hay que hacerla porque la ley electoral actual es profundamente injusta. Ya conocemos como nuestra ley ayuda de forma muy importante a los dos grandes partidos y elimina a los pequeños partidos de ámbito nacional.

Pero la reforma que propone Bono, es si cabe, aun peor, ya que lo que propone es un sistema similar al Ingles, con circunscripciones electorales pequeñas donde se elije un solo diputado por circunscripción, el que saque la mayoría, con algún ajuste sin definir. De esta forma vamos a un bipartidismo total ya que en la práctica se repartirían entre el PSOE y el PP todos o diputados

El peligro es que, precisamente los que tienen que aprobar la reforma de la ley son esos dos partidos

La otra opción es la de listas abiertas, pero en la situación política actual es poco efectiva ya que como se ha demostrado en el senado, la gente al final vota a un partido y no a las personas, que a la postre han sido colocados por los aparatos del partido, muchos de ellos auténticos desconocidos. Quizás las listas abiertas no hay que hacerlas de cara a los electores, sino, que existan primarias abiertas en todos los partidos y en función de los resultados se confeccione la lista electoral.

Una de las razones que hacen tan injusta la ley electoral española es que se aplica la ley de D’hondt  que hace que los partidos más votados sean muy beneficiados en el recuento frente a las minorías. Este sistema se ve agravado al ser circunscripciones provinciales que son relativamente pequeñas, si el recuento fuera a nivel nacional el resultado seguramente variaria. Quizás si en vez de aplicar la ley D’hondt aplicáramos el método Hare-Niemeyer, tendríamos un sistema mucho más justo. 

Estudiando sistemas electorales de varios países he encontrado el sistema electoral Alemán . Es un curioso sistema que comparte la elección directa de los diputados (algo menos de la mitad se eligen por pequeñas circunscripciones), con la elección por listas en los distintos Länder . El sistema valora hasta la participación en las elecciones, si un Länder tiene una muy alta participación puede ganar un diputado, además el cálculo se hace con el método Hare-Niemeyer  a nivel nacional, y los diputados de elección directa son restados de los que saca su partido en ese Länder.

Hay un pero… un corte en el  5% de los votos, si no sacas al menos esa cifra, no cuentas en los recuentos, y así, como siempre eliminamos las minorías.

Suena un poco complicado y seguramente tendrá sus problemas e injusticias, pero desde luego en un primer estudio parece bastante más justo que el que tenemos actualmente si quitamos el corte.

 Reforma electoral SI, pero no cualquier reforma.

Hay otro tema que tratare en otro momento, y es la publicidad electoral en Televisión y Radio, y las grandes ayudas que tienen los grandes partidos para perpetuar su poder,  que son también parte de la injusticia del sistema electoral, pero eso es otra historia.

3 comentarios

  • Le felicito por el escrito y le recomiendo sobre el mismo tema el estudio que publiqué tras las últimas Elecciones Generales.

    Cito y enlazo esta página en la sección de noticias, análisis y opinión de dicho estudio.

    Cordialmente,

  • La verdad es que es complicado definirse al respecto, bien es verdad que la actual ley es injusta con los pequeños (ver caso de iu sobre todo), Siempre crei que las listas abiertas podian ser la solucion pero…ahora que lo dices, puede ser que se convierta en un potenciador unica y exclusivamente del bi`partidismo…Tengo que reflexionarlo.
    Lo que dices del acta del pueblo, perdoname Carlos pero lo veo muy muy muy utopico, no se si sería posible, pero es debate y seguro se san conclusiones

    saludos majete, un artículo profundo

    miguel gil – planeta verde

  • Miu bueno los comentarios y el artículo

Responder a miguel gil Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *